Por autopista, por seguridad

 ¿Quiéres un cupón descuento?

Las autopistas de peaje se convierten en las carreteras más seguras de la red Estatal.

Éste es un dato muy significativo y alentador. En 2001 hubo 218 víctimas mortales en la Red de autopistas de peaje de España. En 2012 “sólo” 44 víctimas. Se ha reducido la mortalidad en autopistas de peaje en un 79,8%.

El trabajo de las Concesionarias de autopistas, empresas encargadas de la gestión y mantenimiento de las autopistas de peaje de la Red de Carreteras del Estado han hecho posible la reducción.

Las sociedades concesionarias están especialmente preocupadas por la siniestralidad vial. Muestra de ello es el renovado compromiso con la Carta Europea de Seguridad Vial, iniciativa desarrollada por la Dirección General de Energía y Transportes de la CE y que cuenta con 1.450 sociedades participantes y cuyo núcleo esta reforzado por la participación de ASETA.

Este proyecto tiene el objetivo de ayudar a reducir el número de víctimas mortales en la red de carreteras europeas y salvar más de 25.000 vidas.

Para llevar a cabo esta tarea se realizan estudios e investigaciones de las características y condiciones en las que se producen los accidentes, con el fin de conocer mejor la realidad de la autopista y de orientar estrategias y acciones encaminadas a mejorar la seguridad.

Es evidente que hay muchas variables que pueden afectar a la hora de sufrir un accidente, desde el estado emocional o físico del propio conductor, como la cantidad de vehículos que se encuentran en ese momento en la vía, el estado meteorológico y otros muchos factores.

El último estudio llevado a cabo por el Ministerio de Fomento determina que el tipo de vía es una variable más a la hora de tener en cuenta las condiciones de seguridad.

El IPM o índice de peligrosidad medio recoge los datos sobre peligrosidad de tramo de 1 km de autovías, autopistas libres y de peaje en la Red de Carreteras del Estado en las que se ha registrado al menos un accidente. Pues bien, los datos aportados por estos tramos en los últimos 5 años arrojan la siguiente conclusión:

“De todos estos tramos, se consideran los más peligrosos aquellos que tienen un IPM superior a 100. En relación a las autopistas de peaje, hay que señalar que ningún tramo tiene un IPM superior a 100. Tan sólo 2 tramos de autopista de peaje tienen un IPM superior a 70 y otros 4 superior a 50. La media de IPM de los tramos de autopistas de peaje es de 7, mientras que la del resto de vías es de 10.”

Se desprende que la red de autopistas de peaje tiene, en términos generales, una peligrosidad aproximadamente de la mitad que el resto de autopistas libres de peaje y de autovías (0,15 en autopistas de peaje frente a un 0,26 del resto de vías).

Si hablamos de mortalidad según el tipo de vía, obtenemos nuevos y sorprendentes resultados que reafirman lo anterior.

“El número de víctimas mortales por km en autopista de peaje del Estado (1%) es la mitad del de las autovías (2%) y la quinta parte de las autopistas libres de peaje (5%). Además, el número de heridos graves en las autopistas de peaje (0,06) es menor que el de las autopistas libres (8%). Por lo tanto la gravedad de los accidentes que se dan en autopistas de peaje es menor que la que se registra en las autopistas libres de pago.

El Ministerio de Fomento arroja más datos relacionados con los accidentes. Tomando el periodo de referencia de los datos facilitados en el último anuario del Ministerio de Fomento (1994-2012), se aprecia en la siguiente tabla:

La disminución de accidentes con víctimas en las autopistas de peajes estatales ha sido de -17,3%, mientras que en las autopistas y autovías libres estatales se ha producido un incremento de 41,8%.

En cuanto a víctimas mortales, informa que, la reducción del número de fallecidos en las autopistas de peajes estatales ha sido del 82,4% mientras que en las autopistas y autovías libres estatales ha sido del 64,1%.

Conclusiones:

  • Reducción del número de víctimas mortales en la red de autopistas de peaje 2001-2012: 79,8%
  • En términos generales, la red de autopistas de peaje tiene la mitad de peligrosidad que el resto de autopistas libres de peaje y de autovías.
  • Las características físicas y geométricas de los trazados de las autopistas de peaje, su diseño, la calidad de los materiales empleados para su construcción, su buen equipamiento, la gestión eficiente y personalizada de la autopista y una política de mantenimiento constante y periódica que se realiza a lo largo de todo el periodo de concesión aseguran los estándares de seguridad de esta red.
  • Derivar el tráfico de las carreteras de mayor siniestralidad a las más seguras redunda en una mejora de la seguridad vial del conjunto de la red de carreteras.

Como resultado de todo esto las autopistas de peaje mantienen el liderazgo como las vías más seguras de toda la red viaria española. La evolución de la siniestralidad en la red de autopistas de peaje continúa mejorando proporcionalmente con relación al aumento del tráfico, gracias al trabajo de las concesionarias en materia de seguridad.

Más información en Pagatelia Seguridad Vial

Fuente: ASETA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s