¡Error! Esa foto no puedes hacerla

A tus espaldas, la torre Eiffel. Frente a ti, la cámara. Y tienes una divertida ocurrencia: “Voy a hacer como que agarro la punta de la torre con los dedos, jijiji”. Pulsan el disparador para inmortalizar el momento y… ¡Error! Esa foto no puedes hacerla.

¿Pero por qué? Porque hay tropocientas treinta y dos personas a tu alrededor, en el Campo de Marte, haciendo exactamente la misma foto. Y ese es motivo suficiente para la cámara, que te prohíbe echarla. Menudo fastidio, ¿para esto has venido hasta París, la cité de l’amour, les baguettes y les boulevards?

camera-restricta-camara-que-prohibe-hacer-fotos-sitios-populares
¡NEIN, no puedes hacer esa foto!

En esto consiste la Camera Restricta, del diseñador alemán Philipp Schmitt. Se trata de una cámara que calcula cuántas fotos se han hecho en el sitio en el que estás, y si son más de 35, se activa un mecanismo que impide tomar más. La idea detrás de este proyecto es combatir de alguna forma la sobreabundancia gráfica en la que vivimos.

Hay que admitir que somos adictos al obturador. Algunas de los cientos de fotos que hacemos tendrán el privilegio de fardar en las redes sociales, pero la gran mayoría ni las oleremos de nuevo y quedarán olvidadas en ese rincón lúgubre de nuestros smartphones y ordenadores. Por eso, ¿por qué no parar de fotografiar lugares que ya han sido fotografiados hasta la saciedad?

camera-restricta-camara-que-prohibe-hacer-fotos-sitios-populares

La Camera Restricta es de momento un prototipo. Un cuerpo impreso en 3D que contiene un Smartphone. Este teléfono utiliza una app exclusiva que rastrea las coordenadas en los metadatos de las fotos de Flickr y Panoramio, y así, por geolocalización, determina si te permite o no seguir adelante.

El sistema tiene sus defectos, claro. ¿Qué pasa si quiero sacar una foto a una papelera oxidada justo al lado de la torre Eiffel? Es bastante dudoso que mucha gente se haya fijado en ella, sin embargo la situaría entre las prohibidísimas. Quizás hacia ahí debería dirigirse el proyecto de Schmitt: una cámara que impida la foto y no el lugar. La idea entraña más dificultad, desde luego, ¿pero no es esa la magia de la tecnología?

En cualquier caso, si te decides por Camera Restricta, ya lo sabes: olvídate de sacar el Big Ben, di adiós al Coliseo, no te acerques a la puerta de Brandeburgo y ni se te ocurra desenfundarla en la Gran Vía. ¿Pero, y si las restricciones fueran divertidas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s