El arte de vender tu viejo coche

Si lo que quieres es vender un coche antiguo, puedes poner un anuncio clasificado en el periódico o, si lo prefieres, puedes entrar de una maldita vez en el siglo XXI, ¡bienvenido! Estamos inmersos en una época audiovisual con la tecnología al alcance de todo el mundo, ¿por qué no hacer uso de ella?

Buy my Volvo, de Christoffer Castor

Esto es lo que pensó Christoffer Castor, un director de arte de una agencia de Malmö, Suecia, cuando tuvo que deshacerse de su viejo y amado Volvo 240GL de 1993 para hacer sitio en el garaje. Engañó a un par de amigos y grabaron Buy my Volvo, un vídeo épico.

Te vienes arriba con esos planos cinematográficos combinados con música grandilocuente y la potente voz en off: “Una obra maestra de la energía cinética, surgida de las manos de magos ingenieros de una era ya pasada”. Cuatro manetas, una de las cuales no funciona, una costra de óxido decorativa en la parte trasera, un asiento trasero embrujado y pegatinas de gatos. Como bien dicen, “un verdadero imán para las chicas”. ¿Quién podría resistirse?

Castor lo vendía por 7.500 coronas suecas, unos 800 €, y a pesar de que #BuyMyVolvo fue un fenómeno viral en todo el mundo, le costó encontrar un comprador para su adorado automóvil. Pero cuando lo hizo, fue para algo muy especial: lo compró el equipo del Forza Horizon 2, un videojuego, que lo utilizó en un anuncio junto a otros coches algo más nuevecitos, como un Lamborghini Huracan. No es mala compañía.

Luxury Defined, de Luke Aker

Pero Christoffer Castor no fue el primero. Unos años antes, el estadounidense Luke Aker creó un vídeo parecido para deshacerse de su Nissan Máxima de 1996. Y su coche tampoco estaba, digamos, en un estado perfecto. Al anuncio lo llamó Luxury Defined, el lujo, definino.

“17 años en una perfección monumental”, asegura la voz en off, mientras muestra un parachoques sujeto por una cinta de seguridad y unos asientos más bien rajados y con la espuma a la vista. Y añade: “Con este vehículo tienes garantizado llegar de un punto A a un punto B… la mayoría de veces”. Una genialidad del marketing.

Y para genios del marketing, los que decidieron adquirirlo. Nissan America, al ver todo el revuelo que el anuncio estaba creando, olieron la oportunidad de realizar una acción publicitaria muy efectiva y muy barata. Así que lo compraron, lo restauraron y lo documentaron todo en el siguiente vídeo. Tontos, tontos, no son.

Después de todo esto, esperamos que se te haya quitado esa tonta idea del anuncio clasificado. Así que ya sabes, coge la cámara y busca el perfil bueno de tu chatarra. Y a conquistar la red.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s