Supervigilados

Las carreteras españolas contarán, de forma progresiva y en un plazo no mayor a los 24 meses, con más medios aéreos para ayudar a los famosos Pegasus a vigilarlas, así como detectar excesos de velocidad o conductas de riesgo como adelantamientos indebidos, el uso del móvil o la no utilización del cinturón de seguridad, entre otras. Serán avionetas con la denominación MRI y drones.

A lo largo de este mes se presenta el proyecto de la nueva Ley de Seguridad Vial con el objetivo de mejorar la seguridad de los conductores, aunque también incluirá mayores restricciones en cuanto a distracciones al volante, una de las asignaturas pendientes de los conductores, y será especialmente punitiva con los reincidentes.

Los drones que se plantea utilizar la DGT pueden alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h y 4.000 metros de altura, despegar y aterrizar desde cualquier sitio y contar con una autonomía de 8 horas. Estas aeronaves no tripuladas deberán pesar poco para poder contar con varios sensores, un radar y hasta un sistema de megafonía. Los drones tienen la posibilidad de transportar hasta un peso máximo de ocho kilos, facilitando así la información que reciba Tráfico en un intervalo de 80 kilómetros de distancia y en tiempo real. Al ser instrumentos tan ligeros y pequeños, los drones pueden pasar desapercibidos para la gran mayoría de los conductores, permitiendo examinar zonas afectadas por inundaciones u otro comportamiento medioambiental adversos, detectar averías o graves congestiones de tráfico o leer matrículas y grabarlas para posibles sanciones económicas si están equipados con sistemas de radares.

Estas son algunas de las medidas que van a presentar:

Incremento de los radares en las carreteras secundarias.

Suspender el permiso de conducir a quienes tengan dos o más sanciones en un año por consumo de alcohol y drogas.

Reformar el modelo de examen para el carné de conducir.

Campañas de comunicación sobre los colectivos más vulnerables.

Nuevos criterios para la ubicación y gestión de radares.

Tramos con avisadores de velocidad mostrando la matrícula.

Guías sonoras longitudinales.

El objetivo es que 2018 sea el año de la nueva Ley de Seguridad Vial pero también el de la elaboración de un nuevo reglamento de vehículos para dar respuesta a la movilidad del siglo XXI, sin olvidar la Estrategia de Seguridad Vial para 2020-2030. La conducción futura empieza por el examen de conducir sobre el que Tráfico planea algunos retoques que van desde la prueba teórica, con la emisión de vídeos sobre situaciones de riesgo en la conducción, hasta la práctica, con la introducción del GPS.

6 comentarios

  1. ¿Por qué no se ponen cajas negras, tacógrafos o similar, junto con un regulador de velocidad en los coches? ¿ O simplemente se nos obliga a ir con un móvil con localización GPS para estar controlados (tiempo, posición, velocidad…)…Y terminamos??
    Porque entonces no sé venderían BMW o mercedes??
    Mucha hipocresía por parte de los poderes públicos, me parece.

    Me gusta

  2. Lo de poner instrumentos al coche para controlar la velocidad “in situ” o “a posteriori” me parece bien y llegará, llegará.
    Lo que no se venderían BMW o Mercedes, pues la verdad es que no se venderían si fuera por la velocidad que alcanzan más que los coches que tienen la consideración de ciclomotores, sí esos que van por la carretera y por la poca velocidad que alcanzan están expuestos a más accidentes por alcance, actualmente casí todos los coches en el mercado, por no decir todos, rebasan la velocidad máxima permitida en al menos en 50 o 60 KM. hora, la velocidad que alcanzan, no es solo velocidad, a la vez es seguridad, en adelantamientos y otras cuestiones.
    Tengo un BMW serie 3 y tanto por carretera como por autovías y autopistas, me adelantan vehículos de todas
    las marcas por encima de los límites de velocidad que observo en todo momento o sea que relacionar BMW y MERCEDES con velocidad es injusto.
    Un saludo Alfonso.
    Santiago.

    Me gusta

  3. Como han comentado ya, el tema reside en la educación. Algo que cada vez se ve menos al volante: reducir la velocidad al aproximarse a una rotonda, señalizar las maniobras con antelación usando los indicadores de dirección, facilitar las maniobras a los demás usuarios de la vía, NO usar el móvil SIN dispositivo manos libres mientras conducimos (dentro de esta categoría habría que incluir a los que usan aplicaciones de mensajería y leen y ESCRIBEN mientras conducen), guardar la distancia de seguridad con el vehículo que precede y no tratar de echarlo fuera del carril, y un largo etcétera.

    Una de las posibles soluciones sería incorporar al plan de educación una asignatura obligatoria de seguridad vial en secundaria, y no se permitiría la obtención del carné de conducir a nadie que no la hubiese aprobado. Sin olvidar la educación de los peatones.

    Por otra parte, el uso de los móviles está generalizado en los vehículos de reparto, lo veo TODOS los días, y nadie negará que es una conducta peligrosísima. Se podría bajar este uso si todos los vehículos destinados a usos comerciales estuviesen equipados con dispositivos manos libres por imperativo legal, y los vehículos que no cuenten con ello tendrían un periodo para instalarlos. Pasado ese periodo no podrían circular. Es fácil de controlar al pasar la ITV. Hace unos años estos dispositivos eran propios de ciencia ficción, hoy son una realidad.

    Se podría hacer mucho, sin cargar contra los conductores con más multas, que al final es afán recaudatorio (sólo hay que ver dónde están puestos los radares y los tramos dónde la Agrupación de Tráfico brilla por su ausencia)…

    Me gusta

  4. Toda esa parafernalia sale mucho á barata que mantener a agentes de tráfico donde deberían estar: En las carreteras.Que alguien me explique que otra función – aparte de machacarte cómo te pases el 80 Km/h. a 88 Km/h en un tramo sin peligro REAL alguno- tiene un radar (oculto o no).¿Que de repente se cree un absurda caravana de conductores estresados por salvar parte del presupuesto familiar? ¿concienciar a quien pilota a ese fugaz vehículo-proyectil que de pronto -mientras tú te esfuerzas por ser un conductor modélico a costa de tragarte el humo del escape de la furgoneta milenaria que te precede- te rebasa cómo un exhalación? ¿que máquina-radar puede detener al conductor del vehículo que tras adelantarte cómo un poseso decide acabar la proeza metiéndose en el ramal de la izquierda cuando el margen de maniobra es casi 0? Yo soy fumador,he estado a punto de morir -por motivos laborales- en tres incendios forestales cómo mínimo;JAMÁS HE LANZADO desde el coche.Cada día veo como todavía ¡siglo XXI! conductores -incluidos conductores profesionales- lanzan colillas encendidas circulando por vías cuyos aledaños son bosques (o lo que de ellos queda) ¿que puede costar un vulgar cartel ¡NO UN PANEL ELECTRÓNICO POR FAVOR! aunque sea de considerable tamaño a la vista de los conductores que,por ejemplo,atraviesan la frontera y hacen lo que saben que,por ejemplo,en Francia si los pillan ,cómo mínimo le reñiran? (y esta frase no excluye a mis compatriotas,que conste)
    Ahora parece se que la moda en c-61 es colocar a parejas de mossos de escuadra ESCONDIDOS,SÏ.ESCONDIDOS TRAS ARBUSTOS O COLUMNAS,TAL CUAL,SALTÁNDOSE CUALQUIER MEDIDA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES,CON EL VEHÍCULO POLICIAL A UNA DISTANCIA QUE LO CONVIERTE EN NO OPERATIVO.RADAR EN MANO.Es patético. ¿cual es la función de esos agentes?¿prevenir?¿ayudar? ¿recordar al conductor que circula a 200 km/h que eso está muy,pero que muy mal?
    En fin,palabras al viento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s